02342 530260

Contacto

Institucional

AeroAgrícola

Buenas Practicas

Novedades

Documentos

Siembra Aérea

SIEMBRA AÉREA

A la hora de programar los recursos forrajeros

contá con el recurso de la siembra aérea

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

Está lloviendo frijoles en el condado de Montgomery

Fotos e historia por Tom Campbell

 

Estaba lloviendo esta semana en el condado de Montgomery.

 

No es de extrañar, en esta, la temporada más desfavorable de la memoria. Pero lo que estaba lloviendo era un poco extraño.

 

Soja.

Tres generaciones en la granja familiar Blaydes incluyen a Keith (BS'68, MS'71), Kyle (BS'97) y Drake, un estudiante de último año de secundaria, que espera estudiar ciencias animales en Purdue. (Fotos por Tom Campbell)

Pequeños gránulos de oro cayeron del cielo gracias al granjero Kyle Blaydes y una idea que surgió durante el almuerzo en el restaurante Buffalo Wild Wings en el extremo sur de Crawfordsville.

 

"Estaba almorzando con el gerente de mi cooperativa (Sam Fry) y mi compañero (Deric Hitch), dijo Blaydes (BS '97), cuya familia cultiva cerca de 2,300 acres, principalmente en el condado de Montgomery. Dos de sus campos de trigo no están madurando a un ritmo tradicional, gracias a la primavera fresca y húmeda de Indiana ".

 

Por lo general, Blaydes cosecharía trigo mucho antes de fines de junio, lo que dejaría mucho tiempo para preparar un semillero para una segunda cosecha de soja de temporada corta. Su familia cosecharía después de la primera helada matadora este otoño.

Pero el exceso de agua y muy poca luz solar hace que Blaydes Creo que todavía va a estar cosechando el trigo en algún momento después de julio 4 º , que no daría la cosecha de soja de tiempo suficiente para crecer.

 

Así que antes de que las alas de búfalo estuvieran sobre la mesa, Blaydes presentó una idea.

 

"Mencioné una foto de Facebook que vi de un helicóptero que siembra soja y pensé" ¿Por qué no nosotros? "

 

Blaydes, Fry y Hitch comenzaron a trabajar los teléfonos.

 

Cottingham terminó con una ráfaga, emitiendo una nube de humo en el último pase sobre el campo.

"Teníamos un plumero (de Bi-State Air, Inc.) en un teléfono y algunas personas de semillas en el otro tratando de averiguar qué tan rápido podríamos hacer que esto sucediera".

 

Y antes de que llegara la cuenta de B-Dub, las ruedas estaban rodando. Cottingham voló el plumero amarillo desde su base de operaciones cerca de Attica (condado de Fountain) al aeropuerto municipal de Crawfordsville, donde esperaba una entrega de semillas de soya.

 

Y a las 6 de la tarde, Blaydes había hecho que lloviera soja en uno de sus dos campos de trigo. La semilla caía del fondo del avión a una velocidad de aproximadamente 100 libras. por acre (una tasa de aplicación en el suelo típica es de alrededor de 70 libras por acre).

La soja se cae a una velocidad de 100 libras. por acre, mucho más alto que la tasa utilizada al plantar desde el suelo.

"Tuvimos que ir con una tasa alta porque plantar con un avión no es tan exacto como usar una sembradora tradicional".

 

En cuanto a las expectativas, Blaydes mantiene una mente abierta.

 

“Si llovemos un poco más, eso ayudará a germinar la soja. Y si conseguimos una buena germinación, podríamos obtener 45-50 bushels por acre. Pero si no conseguimos una buena germinación, también podríamos obtener cero fanegas por acre ”.

 

Al experto en soja de Purdue, Shaun Casteel, le gustan sus posibilidades.

Cottingham terminó con una ráfaga, emitiendo una nube de humo en el último pase sobre el campo.

"La siembra de soja desde un avión se ha realizado antes con varios grados de éxito", dijo Casteel, profesor asociado de agronomía. "Con la semilla depositada en un campo de trigo cosechado que todavía tiene algo de paja en pie como cubierta, creo que tiene más posibilidades que dejarlo caer desde un avión a un campo que se ha eliminado por completo".

 

Blaydes admite que es una apuesta, por lo que está cubriendo su apuesta de aviación.

 

"Todo lo que hacemos en la agricultura es una apuesta", dijo Blaydes. “Siempre es un riesgo. Tengo dos campos de trigo, cada uno de unos 55 acres. Estoy dispuesto a arriesgar a la mitad, así que solo dejamos caer la semilla solo en uno de los dos campos. Pero no estoy dispuesto a hacer esto en ambos campos ".

 

El piloto Ray Cottingham vuela muy por debajo de la línea de árboles, preparándose para dejar caer una carga de soja en el campo de trigo de Kyle Blaydes en el condado de Montgomery.

Fuente "Purdue Agriculture"

Fredy Perticarari nos comparte este videíto de un alpiste sembrado con avión sobre soja de segunda, cultivo de cobertura en Rafael Obligado, Rojas, Buenos Aires. Así contribuimos a mejorar la conservación del agua y nutrientes y controlar malezas y erosión. #SomosAreoAgrícolas

La siembra aérea toma vuelo como negocio

Los prestadores estiman que este año se implantarán con aviones más de 300 mil hectáreas de cultivos de cobertura

La cosecha récord derrama hacia todas las actividades vinculadas a la producción agrícola. Por ejemplo, los servicios aéreos. “Somos un eslabón más en la cadena y, cuando la cosecha es buena, seguro que tenemos buen trabajo”, reconoció Diego Martínez, vicepresidente de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca), durante el Congreso Imagina de la Fundación Fada.

 

Pero más allá de esta coyuntura favorable, hay una porción del negocio que viene creciendo sin freno, más allá de los volúmenes de las cosecha: la siembra aérea de cultivos de cobertura.

 

Según Martínez, empresario de Villa Valeria, en 2018 se implantaron con aviones alrededor de 250 mil hectáreas en todo el país con semillas invernales.

 

“Este año aún no tenemos la cifra, pero en las charlas preliminares con los socios de Fearca, todos asienten que han trabajado más que el año pasado. Si me pedís un número, te puedo decir que este año vamos a estar arriba de las 300 mil hectáreas”, subrayó Martínez.

 

En este contexto, comentó que este “permanente crecimiento” obliga a una mejora técnica continua. “Si bien la aviación agrícola tiene 80 años en Argentina, es un negocio nuevo, que no tiene más de una década. Estamos constantemente ajustando cosas y aprendiendo. Siempre aparecen detalles para mejorar. Es muy importante también por su aporte a la sustentabilidad, ya que estos cultivos colaboran con evitar la erosión y mantener la estructura de los suelos”, evaluó el directivo de Fearca.

 

Pulverizaciones, en debate

 

En cuanto al negocio de las aplicaciones, señaló que, en términos de costos, no ha sufrido tanto los problemas de la economía.

 

“En general no solemos tener grandes inconvenientes porque es una actividad dolarizada y con productos ligados a precios internacionales. Trabajamos a tantos kilos de cierto cultivo por hectárea y esa relación se va manteniendo a lo largo del tiempo”, explicó.

 

El problema, según Martínez, no es económico sino más bien político: las trabas que encuentran para poder trabajar son debido a legislaciones provinciales y municipales que restringen de manera considerable el uso de agroquímicos.

 

“Los aplicadores aéreos llevamos una mochila demasiado pesada sobre un problema que no es del todo nuestro: aplicamos menos del siete por ciento de los insumos fitosanitarios que se venden en el país”, consignó.

 

De todos modos, consideró que el agro en su conjunto debe “hacerse cargo y cambiar temor por conocimiento”.

 

La clave, desde su punto de vista, es basar la actividad en “cuestiones científicamente medibles y corroborables por cualquiera y en cualquier momento”.

 

 

Fuente "AgroVoz"

Pasturas, verdeos y cultivos de cobertura se pueden implantar exitosamente y en forma oportuna con nuestros aviones.

 

Especialmente en estos años de excesos hidricos.

De esta forma la siembra aérea contribuye con una agricultura más sustentable, optimizando el consumo de agua y nutrientes, controlando malezas, manteniendo la cobertura y poniendo carbono en el suelo.

infobae CAMPO

Sembrar desde el aire: la nueva especialidad de la "fuerza aérea agrícola"

La flota de aviones de trabajo agrícola de la Argentina es una de las más grandes del mundo. La siembra desde los cielos abarcó 250.000 hectáreas en 2017-2018 y crece de manera sostenida hace varios años

Argentina ha pasado a ser la tercera o cuarta fuerza área agrícola en el mundo.

Una nueva modalidad de siembra creció exponencialmente en las últimas temporadas de trabajo agrícola: la siembra aérea. Los expertos indican que esta forma facilita la llegada de cultivos a terrenos más difíciles, además de ser barata, eficiente y veloz.

 

Los números indican que en diferentes ambientes, con diversos suelos y condiciones climáticas, inclusive con diferentes fines, la siembra aérea está creciendo año a año y campaña tras campaña suma hectáreas y profesionales que se capacitan en esta tarea.

 

Tan es así, que en dialogó con Infobae, César Antonietti, presidente de FEARCA informó la progresión de la siembra área de las últimas tres campañas: "En la campaña 2017/18 se van a completar 250.000 hectáreas de siembra, en el ciclo 2016/17 fueron 175.000 hectáreas, y en la campaña 2015/16, resultaron ser 125.000 hectáreas".

 

Beneficios

 

Desde la Federación, subrayaron que la siembra aérea ha demostrado ser una alternativa con ventajas para la siembra de grandes superficies por varios motivos: simplicidad operativa, rapidez de implementación y bajos costos relativos, sobre todo, cuando se la emplea en sistemas mixtos sobre cultivos de verano. Según detallan, los aviones agrícolas tienen la capacidad para la siembra de arroz, avena, centeno, cebada sobre otros cultivos y siembra de pasturas para ganadería en terrenos bajos o de difícil acceso.

 

En relación a las pasturas, expresaron: "La principal ventaja es la posibilidad de sembrar sobre otros cultivos en crecimiento y también se puede hacer resiembra de especies naturales en terrenos no preparados o en terrenos no aptos para transitar con equipos terrestres y mejora la producción de forraje en zonas marginales para la agricultura (campos bajos, recortes de chacra)".

 

Otro punto a tener en cuenta, considerando la variabilidad climática de estos últimos tiempos, es que en zonas complicadas por perfiles demasiado cargados de agua es una forma de deprimir las napas ya que las pasturas tienen un gran consumo de agua. "Esto, es un enorme beneficio, ya que contribuye a que los productores no pierdan sus cultivos debido a las lluvias excesivas y puedan acceder a cosechar esa materia prima, que a posteriori será un alimento que llegará a nuestras mesas", resaltaron desde FEARCA.

 

En diversas partes del mundo se utilizan las técnicas de siembra con aviones agrícolas como una herramienta irremplazable por sus íntegros beneficios. En este sentido, al ser consultado sobre el lugar que ocupa el país en cuánto a la aplicación aérea, Antonietti, respondió: "Durante décadas, Argentina fue la segunda fuerza aérea agrícola del mundo, ahora ha pasado a ser la tercera o la cuarta, evidentemente con el crecimiento de un país como Brasil nos ha relegado, ellos han crecido exponencialmente en su trabajo aéreo y nosotros hemos involucionado".

 

En la campaña agrícola 2017/18 se completarían 250.000 hectáreas con siembra área.

Aviones anti-incendios

 

En sintonía con las actividades que realizan los aviones agrícolas y su aporte a la producción, el titular de la Federación también señaló que "somos aviones de bomberos, los que apagamos el fuego en Mendoza, en Córdoba y en San Luis", un dato no menor si se tiene en cuenta esta época propensa a incendios en la que se han visto afectadas miles de hectáreas productivas del país.

 

En cuanto a las fumigaciones, el titular de la Federación, subrayó: "Es fundamental respetar las distancias, la ley por sobre todas las cosas y lograr con el Gobierno de turno un consenso para ponernos de acuerdo". A su vez, enfatizó: "las acciones mal hechas son las que conllevan riesgo".

 

"Nuestro eje es concientizar a la población de que somos útiles en la cadena productiva, ponemos nuestro capital e inclusive nuestra vida en defensa del ambiente y de los alimentos", concluyó.

 

 

Documentos.

Aerial-Seeding-Fact-Sheet

Claves de manejo

de raigrás...

 

Siembra aérea de Raigrás

Aerial Seeding of Cover Crops

Videos Relacionados

Video Siembra Marzo 2019 J Maquieira

Jorge Maqueira Abril 2018 Sale a sembrar

Raul Monferrer Siembra Marzo 2019

Siembra aerea Logistica Aérea 26 02 2019

Monferrer semillas de avena en maiz siembra aérea

Testimonio de clientes siembra aérea Alcides Di Piero Logística Aérea

Siembra aerea May 2017

Boxes Siembra Aerea Matias Cavadini marzo 2019

NOSOTROS

CAPBA, Cámara de Aeroaplicadores de la Provincia de Buenos Aires nació hace 34 años con la intención de impulsar el crecimiento y desarrollo de la actividad agroaérea integrada a las cadenas agroalimentarias y a la comunidad mediante mecanismos de representación conjunta, la defensa de intereses comunes, la coordinación de planes de acción y el fomento de ámbitos de  camaradería.

CONTACTO

secretariacapba@gmail.com

02342 530260

Sitio patrocinado por

anaplaul@fibertel.com.ar

011 4492-2089